“Diálogo con mi paleta”

Hoy te he cogido paleta
y te tengo entre mis manos,
y como una buena amiga
sabes estar a mi lado.

Te ofreces en tu silencio
dando lo mejor de ti,
y me dejas elegir
entre tus muchos colores.

Se que me pides que piense
Y me dices con cariño:
¡Este color no,
no es una buena elección!
Tu no eres de grises pardos,
ni de colores opacos
ni cubrir con veladuras
ni enturbiar los claros,
piensa… mi querida amiga
y no metas el pincel,
reacciona,
te ofrezco otras opciones,
nuevos colores brillantes,
retoma tu alegría, lucha…

Después de unos segundos,
mi pincel se impregnó
de  verde limón
y pusiste en mis manos
magia, fuerza y esperanza,
….gracias querida paleta
por tu reflexión y amor.

Comments are closed.